La Fabriquita de Warhol

Factory Girl nos adentra en esa vida de excesos y glamour, centrándose en la figura de la estrella más conocida: Edie Sedgwick. Era aquella que en NY imponia tendencia con su corte de cabello, sus cejas tupidas y un lunar en el medio de su mejilla.

Al conocerse Andy Warhol y Edie se hicieron íntimos, era una especie de inseparable dueto artístico. Ella la inspiración y el era el artista que plasmaba geniales ideas. Screen Test por todos lados y para todo el mundo, el celuloide volaba con facilidad ya que Andy siempre que  conocía a alguien enseguida propinaba un: “quiero tenerte en una película mía”.

SOBRE SUS PERSONAJES

En este film Sienna Miller sorprende, por que deja de ser solo una cara bonita y se pone en la piel de esta sufrida “Warhol Super Star” llena de excesos, alcohol y muchísima droga. También no dejemos de lado algo bastante interesante: el parecido de la actriz con la verdadera Edie, reforzado con gestos, miradas y poses.

Contando la vida de este ser tan frágil que nunca la paso demasiado bien y quein batisino su propia muerte diciendo que nunca llegaría a tener 30 años, ya que una gitana se lo había dicho.


Sienna Miller y Guy Pearce muy parecidos
a Warhol y Edie
Sus días en la Factory se fueron apagando cuando su relación con Bob Dylan (aunque aparezca como “músico” ya que hubo un litigio legal por su figura) empezó a crecer a pasos agigantados. El dándole un ultimátum de quien elegir, evidentemente.

Edie no podía despegarse de ese mundo armado sobre el color plata, lleno de drogas y de gente que la amaba, hasta que se acabo le amor, de la noche a la mañana. Todos dejaron de hablarle, la ignoraban y no se daban cuenta que a ella, una luz que siempre brillaba, le hacía mal.

Guy Pearce interpreta a un excelente Andy Warhol, no solo por ponerle todo esa blancura característica con su peluca, sino que también esa actitud que no se sabía si era odio o amor, mucho cinismo y amor propio que hacia dejar de lado a la pobre Edie. La único que conoció a Julia, su madre y se reia dándole la espalda al Empire State.

La dirección a cargo de George Hickenlooper no se queda atrás. Hay de cierta manera, una miraba pop en cuanto al trabajo del film, no es solamente plasmar la vida de Edie sino que también demuestra al espectador que hay que tener una estructura solida para contar la historia de alguien, con un rejunte de testimonios y papeles no se hace nada, sino hacer siempre lo posible por que sea entendible y que las cosas no pasen como si nada.

Edie Sedgwick era una de las superstars warholianas por excelencia, rubia, flaca e imponía tendencia, era un objeto de deseo para Warhol. Factory Girl se hace respetar, con una buena direccion, increibles interpretaciones y teniendo el peso de llevar una historia muy triste a cuestas.

Los verdaderos protagonistas de esta historia

2 Anteojudos diferentes!:

Común dijo...

Hola!!!!!
Una grande y con glamour…..
Un abrazo de oso.

Juli Monster dijo...

PObrecita como la maltrataban!!
La vida la trataba mal!


Abrazote!