Battleship (2012)

Las películas de barcos, en general son difíciles: un único escenario a donde nuestro segundo plano esta en el mar. Hay un espacio acotado en el que uno se tiene que focalizar. No importa que tamaño tenga el barco, por que siempre va a ser algo pequeño comparado con una ciudad, hasta con un pueblo de los más pequeños.

Se suma un problema más, en Hollywood la escasez de ideas es algo que ha llegado a limites insospechado por el publico: esta vez hicieron un film basado en el popular juego de mesa "Batalla Naval". No se sabe si esto pasara desapercibido o querrán hacer también una versión cinematográfica del ludo o el juego de la Oca. Ya pasaron los tiempos de las remakes, de los comics ahora viene el de los juegos clásicos de mesa. La idea, totalmente pobre en contenido, es una oda impresionante y barroca a la marina estadounidense.

Lo descabellado del argumento, que nos atacan seres extraterrestres y bueno... nos vienen a invadir como siempre. Este no es el único problema, hay tantos en la película que no se sabe por donde empezar: las interpretaciones, la dinámica de las acciones, la propia acción como algo emocionante y se puede seguir, pero hagamos un alto ahí..

Alex Harpper, interpretado por Taylor Kitchs(gran fracaso de taquilla con John Carter), es un joven problemático que tiene harto a su hermano Stone Hopper( Alexander Skardgard), el ya capitán de la marina. Un buen día se decide el futuro del muchacho entre hielos, dolor de espalda y gritos: va a servir a la fuerza naviera de los Estados Unidos.

En todo el film hay un patriotismo exacervado, que en momentos salva a la película de volcar en pozo sin fondo, donde no hay luces ni bollas donde puedan guiar a este gran barco para no estrellarse. Me imagino que todos habremos conocido este juego, la idea básica es: una cuadricula donde uno tiene que hundir el barco del otro, y nada más ni nada menos pasa eso. No hay grandes complicaciones o escollos donde pueda flaquear, es una película de entretenimiento.

Desde que se descubrieron como hacer explosiones en cine, se toman fatidicamente para que el genero de "acción" sea un compendio repetitivo de mismas escenas, actitudes, restandole gracia y sorpresa. Este caso no iba a ser la excepción a la regla: todo vuela por los aires... barcos, gente, extraterrestres, lo que estuviera en cuadro automáticamente explotaba en mil pedazos. No se critica el modo, ya que los efectos están muy bien relacionados, sino la manera en que la película esta confinada a ser solo una explosión más en la taquilla.

Con actuaciones olvidables, personajes sin encanto y el ascenso de la estrellita pop Rihanna a ACTRIZ (que es una palabra que le queda bastante grande), la Batalla Naval no es más que otro juego que olvidaremos, sin un batacazo en la taquilla (como se estimaba) y estando hundido por producciones mejores y con otro tipo de contenido que atraen más al espectador, sea chico o grande. Es una típica película, que ya todos vimos, que no apunta a la sorpresa, se queda en una zona confortable donde la acción se basa en explosiones por segundo, sin ser nutridas por algo más como pueden ser personajes divertidos o que el espectador sienta una identificación con lo que esta mirando.

0 Anteojudos diferentes!: