TallMan (2012)

Si vos sos fanático del cine de terror y esperas una segunda película de Pascal Laugier parecidisima, sanguinaria y tortuosa como "Martyrs", esta definitivamente no es para nada tu estilo. Simplemente no es eso que esperaste. Hay otra temática, otro modo de ver las cosas, aunque al principio, seamos sinceros, se perfilaba como una película más de terror, con una leyenda urbana en un pequeño pueblo.

Desde que se cerro la mina del lugar, se produjeron cambios en el modo de pensar de los ciudadanos y sobretodo en los de actuar. Todo se volvió gris, desolado, sin pocas esperanzas. Los niños jugaban en hierros viejos, retorcidos, que estaban tirados en los costados de las calles. Al parecer a nadie le interesaba demasiado lo que estaba sucediendo. Las habladurías estaban a la orden del día y la leyenda del hombre alto que roba niños crece.



Jenny, interpretada por la joven actriz Jodelle Ferland, es una chica que un día enmudeció por su propia salud mental. Teniendo una madre que busca desesperadamente trabajo, con un novio que también es el amante de su propia hermana mayor, a la cual embaraza. Nos introduce a este mundo donde nada esta muy claro y los niños desaparecen de un día para el otro sin dejar rastro alguno. Nadie puede decir donde esta, pero ella sabe que un hombre alto se los lleva sin decir y los niños no muestran resistencia alguna. Solamente ella lo vio y quiere que la rapten.

Julia Dunning, interpretado con Jessica Biel, devenida a medica, antes enfermera de profesión. Decide quedarse en el pueblo, luego de la muerte de su marido. Atendiendo las necesidades de los ciudadanos en su pequeña guardia gratuita.

Gran acierto en la dirección

El director sabe llevar a estas dos actrices a sus máxima expresión actoral. Donde el trabajo de Jessica Biel, se luce y no queda soalmente en la cara bonita, sino va más allá. Ella se pone la película al hombro, junto a Ferland, que en toda la cinta no dice ni una palabra, hasta el final que platea una gran pregunta.

Laungier hace un trabajo excelente de composición, haciendo que el clima de la película vaya cambiando, como así mutan los personajes y las necesidades del pueblo en cuestión. Pasa por todos los estados, una película de terror, una de suspenso, otra de drama. Hay una cromaticidad de géneros que se da paulatinamente pero con cortes tajantes. De repente, uno se ve ahí, inmerso en algo que no sabia que iba a venir, pero que presentía. El juego con el espectador dejando pistas para la siguiente escena, donde en algunos momentos nos vemos ahí... sin saber para donde va a ir todo, hasta que encontramos ese pequeña referencia que nos lleva a la próxima acción.

Las apariencias engañan

Hasta acá nada parece indicar que sea una gran película, con un tema de fondo, sino más bien, se acerca al estilo de películas como Boogyman. Pascal Laugier hace un mix entre una película de terror y solapando un tema que da que hablar: como es las familias con pocos recursos tiene hijos, que no pueden mantener. Con gran maestría, el film da un vuelco tajante y se pone seria, se centra en esta sociedad, donde la vida del otro no importa. Plantea como una familia no pueden cuidar a sus hijos, como estos se empiezan a criar en un lugar donde nada esta bien, donde no hay futuro. Sin dejar de lado la desconexión total entre las miembros de la núcleo familiar, donde ninguno sabe del otro, como si vivieran en sombras.

Es una película que hace pensar que las cosas no están bien de ninguna manera, y sobretodo: en ningún lugar. Hay un fuerte planteamiento sobre lo que se vive hoy en día, en este estado de crisis que sigue creciendo en países con cualquier tipo de recurso. No pasa desapercibida, sino que nos deja algo en lo que nuestro cerebro se va a quedar maquinando, tratando de evidenciar una problemática que por ahí es tan común que pasa inadvertidas.

0 Anteojudos diferentes!: