Ir al contenido principal

The Blueberry Nights (2007)

El director Wong Kar-Wai no nos muestra algo más que una básica y triste historia de desamor entrelazado con amor.


“¿Cómo despedirse de alguien con el cual no podes vivir sin el?” pregunta la protagonista.


Jeremy (Jude Law) y Lizzie (Norah Jones) son los intérpretes de estas noches purpuras. Todo empieza con una ruptura de pareja, “si alguien pregunta por mí, dale estas llaves” Lizzy se va, enojada, enfurecida no solo con ella y su mal paso en el amor, sino también con el mismísimo planeta tierra.


A Norah Jones no le sale el papel de compungida, y menos que menos el de mujer golpeada que arregla la situación minimizándola y pasándola por alto al decir: “pero el no le salió tan fácil con la patada en las pelotas”.


Lizzy se va de viaje, para “purificarse” de algún modo. Encuentra nuevas aventuras, pero nunca se olvida de Jeremy.


Con este viaje el director quiere mostrarnos otro tipos de amor que existen pero no resulta, ya que cuando va a Seattle la historia de amor esquizofrénico que tiene Arnie con su mujer simplemente roza a Lizzy. Al irse a Las Vegas expone otro amor: el paternal, con la jugadora conpulsiva de Natalie Portman, que también se disuelve como azúcar en agua.


Wong Kar-Wai trata de buscar ese amor idílico, con mil vueltas ya que con esta película buscaba insertarse en el mercado norteamericano. El film es demasiado cuadrado y el desarrollo, con los viajes, tiene una consistencia laxa.


La mezcla continua entre la mirada de la cámara, corrompida, por vidrios y luces fuertes no hace de eso una marca estética personal, sino una mala jugada artística. A veces también directamente expone al espectador a una cámara que filma en menos cuadros de lo normal haciendo el film aun más ridículo de lo que es: un gran cocoliche dramático.


Toda la película pende de un hilo, finamente hilado. Un ejemplo claro es la “simbiosis” que tienen los protagonistas cuando a los dos, por distintas razones, les sangra la nariz.


Fatídicamente no sólo tenemos que aguantar a Norah Jones actuando (que o hace bastante mal) sino por lo menos a lo último la escuchamos cantar (que eso lo hace muy bien).


The Bluberry Nights es para pegarle un tortazo de arandanos en la cara a su director…


Comentarios

Anónimo ha dicho que…
yo lo banco al chinito...







wah!
JuliMonster ha dicho que…
Yo no, la verdad si quiso irrumpir en el merado yankie con esta bosta de tortitas de arándano... no va!...

Ponete media pila, si hiciste películas re copadas, los occidentales no somos más idiotas (o si, algunas veces).
JuliMonster ha dicho que…
quise poner "mercado" pero me pone tan mal el chinito... que me altera!

Entradas populares de este blog

¿En qué se gasto el metraje de celuloide en el 2008? (Lo mejor y lo peor)

Metraje muy bien invertido, no sólo por el diseño de imagen, el arte sino que por los actores, los guiones entre las cosas que hacen que estas fueran las mejores, a mi parecer, películas del 2008.


BATMAN, DARK KNIGHT: no solo con unas actuaciones del carajo, un guión increíble y el fallecido Heath, Batman es una de las mejores películas del 2008. En todo su conjunto.
RAMBO 4: Increíble dirección de Silvester Stallone que… cumple con lo prometido: Querías acción, ahora LA TENES!. Aparte de que vuelve el increible Rambo, más estirado que nunca, por que para mi lo picaron un moton de vivoras en la cara. Es lo más violento que vi este año, pero con la calidad que le da Sly que la hace superior.
LOS EXTRAÑOS: Una de las mejores películas de terror que vi este año, acá por alguna extraña razón modificaron su poster y eso le saco muchos puntos para que la gente entrara al cine. Pero recoge la mítica de los serials killers despiadados de los ‘60s duplicado por tres.
PLANET TERROR: Robert Rodrig…

Cayendo por la conejera - Cap. I

Alicia empezaba a sentirse muy aburrida de estar sentada junto a su hermana a la orilla del río, y de no tener nada que hacer. Había curioseado una o dos veces en el libro que su hermana leía, pero éste no tenía ilustraciones ni diálogos, y "¿para qué sirve un libro sin ilustraciones ni diálogos?", Penso Alicia.

De manera que estaba considerando ( lo mejor que podía, porque el día caluroso la tenía muy somnolienta y atontada) si el placer de tejer una guirnalda de margaritas valdría la molestia de levantarse y recoger las flores, cuando súbitamente pasócorriendo a su lado un Conejo Blanco de ojos rosados.

No había nada excesivamente extraordinario en eso. Ni Alicia consideró excesivamente extraordinario oír que el Conejo se decía:-¡Ay, Dios mío! ¡Ay dios mío! ¡Llegaré demaciado tarde! (Cuando pensó que el asunto tiempo después, a Alicia se le ocurrió que debería haberse maravillado; sin embargo, en aquel momento todo le resultó perfectamente natural.) Pero cuando el Conejo rea…

Coraline y la puerta secreta (2009)

Que universos retorcidos que crea Selick, demasiado para la mente de los niños y tolerable para los grandes.

… Coraline es una niña bastante curiosa, no es la excepción a los infantes. Con su impermeable amarillo recorre un camino y unaramita le indica donde hay un pozo con agua. Se para y escucha ruidos, es ahí donde se produce un gran encuentro. Coraline conoce a su contrafigura el que le regalara después de un par de horas una pequeña muñeca igual a ella, esta será la llave para entrar a un mundo de fantasías, por una pequeña puertita.

La dualidad de la película se ve no solo cuando recién comienza: le dicen un nombre que no es “Caroline” y ella los corrige, es algo que se repite varias veces. Pero en si esta película nos embriaga con el desdoblamiento en un mundo paralelo donde sus padres, en ese lugar de ojos tiene botones y son muy atentos aunque esconden un oscuro secreto.
Animada en Stop-motion, esta es su tercer creación mal clasificada como toda las anteriores; señores esto no…