Los escritores Inútiles - lección de lujuría - 8

Cada tanto en una familia normal nace un escritor pero nadie lo sabe. Por lo tanto lo educan de manera indiferenciada; le dan la leche materna, después las papillas, le enseñan la lengua materna como se la enseñarían a cualquiera de nosotros, y después comienza su vida de escritor incomprendido y tratado de manera igualitaria.

Por ejemplo, al no saber que lo que tienen enfrente es un escritor, en la escuela los maestros lo subestiman, a toda costa quieren que esté sentado en el banco, y el escritor patalea, o bien se deprime, o bien atormenta a su compañero de banco, que en general es un alumno normal, destinado a la normalidad, con sus aprensiones hiperkinéticas; o viceversa, más a menudo es al escritor al que atormentan, pinchan con alfileres oxidados, manchan con tinta indeleble, de buena gana le tiran pedos en la nariz para que los respire y se AHOGUE.

Hacen eso inconcientemente, y el escritor crece burlado, flaco, inadaptado. Eso se nota sobre todo en las fotos escolares donde al escritor se lo ve muy blanco en un rincón, o bien oliváceo, en el centro, con ese aire lívido y sufriente de emigrante, rodeado por la burla de los repetidores.


Ermanno cavazzoni, "Los escritores inútiles", leccion de lujuría - 8
ISBN 950-04-2550-5

1 Anteojudos diferentes!:

pifa dijo...

gracias por pasarte por el blog! ayer empecé un libro nuevo porque con esto de la facultad tiempo (y ganas) de leer.. pocas! pues bien, es un libro infaltil! y lo estoy disfrutando un montón! a ver si más adelante le echo mano a ese!